Con un solemne Eucaristía iniciamos en Bogotá, el 15 de septiembre, este año de gracia  dedicado a nuestro padre fundador.

Presidió la Eucaristía el Padre Daniel Saldarriaga Molina, párroco de san Maximiliano Kolbe y también fundador y Director del Banco de Alimentos de Bogotá. Celebramos en esa fecha  a la Virgen María, en su advocación de Nuestra Señora de los Dolores. Día en el que también fue llevado al cielo el padre Kentenich.

Durante este año 2017 – 2018   dedicaremos un tiempo muy valioso a conocer la vida y el pensamiento del padre Kentenich. Buscamos estrechar nuestros vínculos con él, aprender de su pedagogía, y profundizar en las bases del movimiento: la Alianza de Amor con la Virgen, el capital de gracias, la fe práctica en la Divina Providencia, la santidad en la vida diaria y  todos aquellos aspectos caracterizan de manera particular nuestro movimiento.

En Colombia buscamos la paz  desde hace muchos años. Seguramente el padre Kentenich nos enseñará mucho. Él mismo padeció los horrores de la guerra. Para él fue un tiempo de gracia y de intensa vida apostólica. Y de muchos frutos para Schoenstatt. Su labor pastoral en Dahau se ve reflejada en el libro “Hacia el Padre”, que él mismo escribió en medio de la guerra.

Pedimos la intercesión de nuestra Mater para obtener muchas luces y caminos fecundos en nuestra peregrinación por este mundo.

¡Mater, nada sin Ti, nada sin nosotros!

Leave A Comment