Nuestro Movimiento

¿CÓMO NACE SCHOENSTATT?

Schoenstatt nace a comienzos del siglo XX, a partir de la labor pedagógica del Padre José Kentenich en el Seminario Menor de la comunidad de los Padres Pallottinos, en el lugar llamado Schoenstatt. Schoenstatt significa “lugar hermoso”, y es un barrio del pueblo de Vallendar a orillas del Rhin, Alemania.

En 1912, el Padre José Kentenich, sacerdote palotino, es nombrado director espiritual de los jóvenes del Seminario Menor de los padres palotinos. Comienza a educarlos, motivándolos a emprender la tarea de su propia transformación, en un ambiente de libertad y confianza.

El Santuario de Schoenstatt

En 1912 el joven sacerdote José Kentenich, director espiritual del seminario de los padres Palotinos en Schoenstatt, Alemania, estaba preocupado por la floreciente Congregación Mariana que había fundado con los estudiantes debido a que en junio de ese año estalló la primera guerra mundial. Por ese tiempo, cayó en sus manos una revista donde se publicaba un artículo sobre Nuestra Señora de Pompeya y el abogado Bartolo Longo (canonizado como santo por San Juan Pablo II) quien había pedido a la Virgen María que se estableciera en la iglesia de esa ciudad para experimentar una profunda renovación religiosa y moral por medio de Ella.

Esto hace que el Padre Kentenich rece y medite profundamente para  llegar a la convicción de un “audaz pensamiento”: Aventurarse a pensar que Dios realmente quería que la Virgen María estableciera su trono de gracias en la pequeña capillita de Schoenstatt, una antigua capillita de San Miguel cercana al Seminario que estaba abandonada y servía para guardar las herramientas del jardinero, la cual fue puesta a disposición de la congregación recién fundada.

Ubicado en el valle de Schoenstatt (que significa lugar hermoso) junto a Vallendar, Alemania, el santuario es un lugar de peregrinación. Además del Santuario original existen alrededor del mundo réplicas donde nuestro movimiento tiene presencia.

En Colombia tenemos Santuarios en las  ciudades de Armenia y Pereira.

La historia se encargó de demostrar que el P. Kentenich no se había equivocado en la interpretación del plan de Dios y que había “sintonizado” con el Espíritu Santo.

Hasta la muerte del fundador (15 de septiembre de 1968), se desarrolla un paulatino crecimiento del Movimiento en extensión y en profundidad. La plática del 18 de octubre de 1914 – llamada luego Primera Acta de Fundación- es testigo del acontecimiento central y fundacional de Schoenstatt. La alianza del Padre  Kentenich y de los jóvenes con María en el Santuario, es la semilla de donde brota toda la vitalidad y la estructura de Schoenstatt.

La pequeña capillita se transformó en un santuario mariano y en el centro de un movimiento internacional de renovación para la Iglesia y el mundo actual.

Jefes de Rama de Nuestro Movimiento

Noticias De Nuestro Movimiento

Comments are closed.