Año jubilar del Padre Kentenich

Gloria a Dios

A ti Oh Dios, amor y honra. A ti, que reinas sobre los mares, cielos y tierra. Siguen el camino que Tú  les señalas.  Tú, Dios Padre, por amor, te das a tu Hijo totalmente, en el Espíritu Santo, para eterno gozo. (Hacia el Padre)

María, mi madre

La Madre me ha aceptado con bondad y, como solo ella puede hacerlo, se ha comprometido a cuidarme fielmente en cada circunstancia de la vida,  para que, alegre, algún día me acoja la aurora pascual (HP)

Su entrega

Toma el corazón y la voluntad te pertenecen por completo; ciegamente quieren doblegarse a tus indicaciones y a tu palabra.  Ser  total  posesión  tuya  es,  para  el  instrumento,  su  honra  y  su  gloria. (HP)

AÑO DEL PADRE KENTENICH

Iniciamos el 15 de septiembre de 2017 el Año del Padre Kentenich, con el fin de conmemorar el aniversario No 50 de su partida al cielo, ocurrida el 15 de septiembre de 1968, Día de Nuestra Señora de los Dolores. Iniciamos en esta sección un recorrido por las más importantes etapas de su vida, unidas a la evolución de su pensamiento, que enriquecen y hacen de Schoenstatt una espiritualidad diferente y actual.

CON LA MANO EN EL PULSO DEL TIEMPO Y EL OÍDO, EN EL CORAZÓN DE DIOS

El ideal del hombre maduro es el ideal del “niño-padre”, del hombre que está  al mismo tiempo en profundo contacto de entrega amorosa a Dios y alos demás hombres. Es un puente profundo y filialmente arraigado en el corazón de Dios, de donde recibe toda su riqueza de vida, para transmitirla, para darla paternalmente a otros, es una especie de puente abierto a los dos extremos – a Dios y a los hombres-,  al hombre hondamente vinculado con Dios (como hijo) y vinculado con los hombres (como padre), por donde pasa la riqueza de Dios a los hombres.  Ese es el ideal que predicó y encarnó José Kentenich. Así nos enseña el padre Hernán Alessandri.

Proclamar a María


Él era Padre frente a los hombres, pero frente a Dios se sintió siempre como el niño más pequeño. Cuando le celebraron en Milwaukee el cumpleaños 73,  se refirió al sentido de su vida y dijo: “¡Mi misión fue y es anunciar al mundo el misterio de María!  Mi tarea es proclamar a la Santísima Virgen María, revelarla a nuestro tiempo como la Colaboradora permanente de Cristo en toda su obra de redención y como la Corredentora y Mediadora de las gracias. Revelar a la Santísima Virgen en su profunda unión con Cristo, en bi-unidad con Él y con la misión específica que ella tiene desde sus Santuarios de Schoenstatt  para el tiempo actual”. (PJK)

“PADRE ES EL SENTIDO DE MI VIDA, SER SIEMPRE PADRE Y SOLO PADRE”

ORACIÓN POR LA CANONIZACIÓN DEL  SIERVO DE DIOS JOSÉ KENTENICH

Padre Eterno: Por amor a Ti y a tu Santa Iglesia el Padre José Kentenich  procuró cumplir siempre tu voluntad y conducir a los hombres hacia Tí. En la confianza en que Tú lo escuchas en forma especial, te ruego que me concedas lo que él te pide a  favor mío (aquí se menciona la intención personal), por la intercesión de María, Madre, Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable de Schoenstatt.
Te ruego que le regales pronto la gracia de su canonización y así pueda colaborar aún más fecundamente en la obra de tu Hijo Jesús, para la gloria tuya. Amén
.

Noticias padre

Comments are closed.